Los archivos y los ramos del Fondo Diocesano

Oscar Mazín Gómez

(Con la colaboración de Juan Pedro Viqueira Alban)

Centro de Estudios Históricos

El Colegio de México

En las fichas que componen la base de datos del Fondo Diocesano, se crearon dos campos “Archivo” y “Ramo”. Esto amerita una detenida explicación. Desde hace mucho tiempo, los archivistas están convencidos que el orden ideal que deben guardar los documentos en un archivo histórico se tiene que basar en los llamados “orden de procedencia” y “orden original”, es decir, que los documentos deben agruparse de acuerdo a la institución, oficina u organismo que los generó y mantenerse en el orden que tenían cuando formaban parte de un archivo en uso. Ello permite comprender las razones por las que se generaron los expedientes y los sesgos que pueda tener la información que contienen. Ese conocimiento es, pues, indispensable para poder realizar una lectura crítica de los documentos.

La agitada historia del AHDSC es la causa de que el actualmente llamado “Fondo Diocesano” contenga expedientes que provienen de archivos y ramos muy diversos. En este texto, nos proponemos hacer una sucinta descripción de los archivos y ramos del Fondo Diocesano con el fin de que los usuarios del Archivo tengan una idea más clara del origen de los documentos que consulten y puedan así hacer una mejor lectura crítica de éstos.

Historia del Fondo Diocesano

Habitualmente, las catedrales contaban con tres archivos diferentes: 1) el Episcopal —o de la Secretaría Episcopal— (en donde se guardaban los papeles de la secretaría de cámara y gobierno y los de justicia o provisorato); 2) el Capitular que manejaba el Cabildo Catedral (que incluía los libros de actas del Cabildo, la correspondencia de los canónigos y los documentos relativos a las fundaciones piadosas hechas por ellos, además del archivo relativo a la capilla musical); 3) el de Administración diocesana central, de índole económica y administrativa, que se puede subdividir en dos partes: a) la relativa al cobro de los diezmos (Contaduría, Clavería, etcétera); y b) la de la administración diocesana (fundaciones, capellanías, aniversarios, etcétera). A pesar de que la diócesis de Chiapas fue siempre muy pobre y el cabildo eclesiástico estuvo integrado a menudo por un número inferior de canónigos del previsto, todo indica que originalmente los tres archivos se mantenían separados. Así, por ejemplo, un detallado inventario, que empezó a elaborarse en 1791, se refiere exclusivamente a los documentos del Archivo capitular, sin mención de ninguno que hubiese sido elaborado por otra oficina de la catedral. De igual forma, se conservan las primeras páginas de un inventario del Archivo episcopal que parece llegar hasta el año de 1854 (AHDSC, Fondo Diocesano, carpeta 3494, exp. 16).

A estos tres archivos, se sumaron los libros parroquiales y otros expedientes de gran parte de las parroquias del obispado cuando en 1909 el obispo Francisco Orozco y Jiménez (1902-1912) pidió que se remitieran a la catedral para enriquecer sus archivos históricos. A raíz de que en 1914 el palacio episcopal fue saqueado por las tropas carrancistas, las cuales arrojaron a la calle todos los documentos que ahí se resguardaban, los expedientes de los distintos archivos se entremezclaron. Después de este acto de vandalismo, se decidió esconder todos los documentos en una cámara secreta detrás del altar mayor en donde se conservó hasta finales de la década de 1940.Una vez que toda esta documentación se retiró de su escondite y se constituyó como un archivo histórico, siguió enriqueciéndose de nuevos documentos de los archivos de la catedral. Más adelante, el Archivo recibió en donación los papeles que resguardaba monseñor Eduardo Flores Ruiz, que tenían orígenes muy diversos. Algunos de estos documentos se integraron al acervo del AHDSC, mientras que otros permanecieron guardados en cajas de cartón. Angélica Inda y Andrés Aubry, cuando fueron directores del Archivo, fueron incorporando a éste todo tipo de documentos que les parecían de importancia para el estudio de la historia de los pueblos de Chiapas (fotocopias de documentos de otros archivos, fotocopias de artículos académicos, transcripciones de documentos; borradores diversos, etcétera).

Finalmente, cuando en el año 2008, la asociación civil "Apoyo al Desarrollo de Archivos y Bibliotecas de México" (ADABI) trabajó en el rescate y ordenamiento del AHDSC, se tomó la decisión de separar los expedientes en dos fondos distintos: “Diocesano” y “Parroquial”. Sin embargo, dicha separación no se atuvo estrictamente al principio de procedencia, que suponía distinguir qué documentos provenían de archivos de la catedral y cuáles de los archivos de las distintas parroquias. Ciertamente, se incluyeron los libros parroquiales (bautizos, confirmaciones, información matrimonial, casamientos y defunciones, fábrica, etcétera), al igual que algunos expedientes sueltos (bautizos, cofradías, confirmaciones, cuentas, defunciones, fábrica, información matrimonial y matrimonios), en el Fondo Parroquial. Pero otros expedientes sueltos similares (principalmente muchos de los relativos a informaciones matrimoniales) fueron ubicaron en el Fondo Diocesano. En cambio, algunos libros de gobierno de la catedral terminaron en el Fondo Parroquial.

Así, por los muchos avatares que sufrió el AHDSC a lo largo de su historia, documentos que tenían procedencias institucionales muy diversas terminaron agrupados en el Fondo Diocesano. A su vez su orden original fue radicalmente alterado cuando se quiso ordenarlos de acuerdo a los pueblos sobre los que arrojaba alguna información relevante durante la administración de Angélica Inda y de Andrés Aubry.

Cuando arrancó el proyecto coordinado por El Colegio de México en el año 2010, aunque el orden que guardaban los expedientes en el Fondo Diocesano era contrario a los principios elementales de la archivística, se decidió no alterarlo. Dado que el AHDSC llevaba muchos años abierto al público y que muchas publicaciones citaban los documentos de acuerdo con las referencias basadas en el nombre del pueblo y en una serie de temas, se decidió respetar escrupulosamente el orden en el que se encontraban los expedientes al inicio del proyecto para que los expedientes citados pudiesen seguir siendo localizables. Pero, para resolver en algún modo la pérdida de información que se produjo cuando se mezclaron expedientes de orígenes muy distintos y se alteró el orden original de los documentos, se optó en cambio por crear, en las fichas de la base de datos, los campos de “Archivo” y de “Ramo” para identificar la procedencia de cada expediente y el lugar que debieron de haber ocupado en el orden original de cada uno de los archivos vivos a los que pertenecieron. Ello le permite a los investigadores y usuarios comprender mucho mejor los motivos por los que los expedientes que consultan fueron generados. Por otra parte, también hace posible recrear en forma hipotética y virtual el orden que tuvieron originalmente los documentos que se resguardan en el Fondo Diocesano. Para ello, basta con seleccionar en la pantalla de búsqueda del catálogo un archivo y un ramo, y luego pedir que los resultados se ordenen por “Año inicial”.

Para que los usuarios puedan obtener el mayor provecho de la información contenida en los campos de “Archivo” y “Ramo” es necesario explicar qué archivos existían en la catedral y cómo cada uno de ellos estaba organizado y dividido en ramos.

Centralidad de la catedral

Desde tiempos del cristianismo primitivo, la presencia de toda iglesia sede de una diócesis, es decir, de una catedral, implicó el ejercicio de una centralidad, de una rectoría. Dicha centralidad se apoya en argumentos de fe, de evangelización y de culto: de fe dado que, como sucesor de los apóstoles, es el obispo el primero entre los pastores; de evangelización porque recae en el prelado diocesano el magisterio, es decir, la enseñanza que trasmite el legado de la “Tradición Apostólica” —de ahí la importancia de la cátedra que da nombre a su iglesia— tanto como la responsabilidad de velar por la salud espiritual y la justicia de todos los fieles de la diócesis, ya fuera que estuviesen administrados por religiosos o por clérigos; en fin, de culto, dado que la oración oficial de la Iglesia universal recae sobre cada iglesia sede, asegurando así el dogma de la unidad católica. Cada catedral representa, pues, conforme a la tradición cristiana, la cabeza de un mismo cuerpo místico.

Como depositarias de una antigua, vasta y rica memoria histórica y administrativa, las iglesias catedrales contaron en forma usual con los siguientes repositorios documentales:

Archivo de Administración diocesana central

En las antiguas sedes diocesanas de las Indias de España, se encontraba el archivo propiamente dicho de la iglesia catedral, que por derecho estuvo asignado al cabildo eclesiástico, dada la continuidad ininterrumpida de su gestión en calidad de cuerpo colegiado. Este repositorio era de naturaleza sobre todo económico-administrativa, pues era necesario ejercer una supervisión central de las rentas en la iglesia sede, tanto de las de origen decimal, como de aquellas procedentes de la fundación de capellanías, aniversarios, cofradías, patronatos de limosna, dotes para religiosas y huérfanas, y legados, entre otras. Ahora bien, el protagonismo capitular en este archivo suele dificultar su separación respecto del archivo del cabildo propiamente dicho. Se dio, así, un traslape entre las oficinas de la catedral y la del cabildo.

Ajustes de ministros

En este ramo o serie se asentaba la liquidación de pagos o sueldos, tanto del prelado y los capitulares, como de los ministros, oficiales y empleados de la iglesia catedral.

Clavería

Del latín clavis, que significa llave, la Clavería fue la dependencia en que se guardaban, bajo llave, los caudales en metálico y en documentos que entraban y salían de la iglesia catedral. Estaban al frente de ella, por turno anual, dos miembros del Cabildo, llamados claveros, que hacían los pagos previamente gestionados ante otras instancias como la Haceduría o el mayordomo de rentas. En razón de que la clavería concentraba los dineros en la caja de 3 llaves y de que de ella salían los pagos en efectivo, la Clavería mantuvo relación estrecha y permanente con la Contaduría. Juntas, la Clavería y la Contaduría, tomaban cuentas de su gestión al mayordomo de rentas de la iglesia.

Colecturía de diezmos

La palabra colecturía de diezmos bien puede referirse a la práctica de la recaudación de ese impuesto, a las demarcaciones diocesanas donde se recaudaba e inclusive a una dependencia u oficina eclesiástica. En este repositorio la mayoría de los documentos se refieren a las primeras dos acepciones. Se trata de cuentas y relaciones juradas, cuadernos de recaudación, diezmo de indios, remates de arrendamiento de diezmos, listas de deudores, nombramientos de colectores, recibos de pagos, renuncias de colectores, remate de ganados, etcétera.

Contaduría

Esta oficina concentraba las cuentas de toda la administración, no solo del diezmo, sino también de la fundación de obras pías, capellanías y aniversarios; pero también de la gestión de la iglesia catedral desde el punto de vista de su fábrica material como de su culto religioso. Aun cuando mantienen su individualidad, algunas otras series (censos, capellanías, aniversarios, fábrica espiritual, mayordomía, etc.) tuvieron que pasar por la contaduría en razón del carácter general de esta dependencia.

Cuadrantes

Hojas con cuadriculas donde se asentaban las cantidades que se tenían que repartir de los diezmos y de los productos de las vicarias. Este ramo contiene principalmente cuentas.

Fábrica espiritual

Es el ramo correspondiente al gasto corriente de las iglesias catedrales y parroquiales, sobre todo para costear el culto. Tenía su origen en los ingresos de diezmos. De este ramo se pagaban asimismo los salarios de los capellanes de coro.

Fábrica material

Ramo de los gastos para la reparación, construcción y mantenimiento de las iglesias catedrales y parroquiales.

Haceduría

Tribunal y oficina encargada de organizar la recaudación de los diezmos, así como de urgir su pago a los causantes morosos. En esta sección se encuentran convenios de pagos, cuentas y peticiones.

Hospital

En esta sección se encuentra la documentación relativa al Hospital San Juan de Dios.

Inventarios

Son muchos los testimonios de este ramo o serie. Los hay de iglesias, conventos, casas habitación, personas seglares y otras. En estos testimonios se hallan descritos objetos muy diversos: imágenes, mobiliario, libros, productos comestibles, utensilios, objetos para el culto, retablos, alhajas, ganados, etcétera.

Junta directiva de diezmos

Instancia colegiada que se encargaba de administrar los diezmos de una diócesis. En este apartado se encuentran cuentas, relaciones juradas, pregones, remates de diezmos, etcétera.

Mayordomía

Se encargaba de administrar las rentas de la Iglesia Catedral. También se asignaba un mayordomo para las cofradías, para los conventos de monjas y para la iglesia. Este apartado contiene cuentas, correspondencias y autos.

Obras pías

Fundaciones generalmente de índole corporativa, por ejemplo, un colegio o un patronato de limosnas en beneficio de los pobres o de la iglesia catedral. Esta serie contiene cuentas, correspondencia, reconocimiento de capitales, oblaciones, solicitudes, libranzas, etcétera.

Registros de misas

Libros en los que se asentaba el registro de las misas celebradas.

Títulos de propiedad

Documento legal en el que se acredita la propiedad de un terreno o un bien material. Se conforma de peticiones, traspasos, compra-ventas, medidas, donaciones, cuentas, etcétera.

Vacantes

Beneficios eclesiásticos de curas de almas o de dignidades y canonjías del cabildo catedral que se encontraban vacantes. Contiene edictos convocatorios, informes, correspondencias, decretos, certificados, autos y cuentas.

Archivo capitular

Los archivos de los Cabildos catedrales parecen haber tenido mejor suerte que los episcopales, pues se recurrió a su ocultación en tiempos aciagos. Era el Cabildo eclesiástico una especie de senado de los obispos que no sólo asumía el gobierno de la iglesia diocesana durante las vacantes episcopales, sino que en todo momento encabezó la gestión de la iglesia sede y de las más importantes rentas diocesanas, el diezmo y las relativas a la fundación de aniversarios, capellanías y obras pías. Estos archivos constan de varios ramos que conservan, por un lado, la memoria ordinaria y continua de la secretaría del cabildo; por otro, el registro de la gestión de este último en los periodos de sede vacante; está, finalmente, el repertorio musical del que se echaba mano para el culto de la catedral.

Actas de Cabildo

Son los libros de deliberación del Cabildo Catedral o “senado” de los obispos. En ellos se asientan los contenidos de las sesiones semanales que ese cuerpo celebra. El Archivo Histórico Diocesano de San Cristóbal de Las Casas cuenta solamente con 5 libros; 3 mayormente del siglo XVIII, 1 del siglo XIX y un último entre los siglos XIX y XX. Al paso del tiempo y a contingencias diversas, se debe que algunas de las actas que alguna vez estuvieron encuadernadas se hallen ahora dispersas. De esta índole hay 27 testimonios. Tres de ellos son del siglo XVII (1609 y 1610); seis del siglo XVIII (1782, 1784, 1786, 1790, 1793) y el resto del siglo XIX (1803-1885).

Acuerdos de Cabildo

El Cabildo Catedral solía tomar acuerdos en las sesiones ordinarias (libros de actas). De ellos se desprendían documentos muy diversos referentes a recaudación de diezmos, culto religioso, vacantes de prelacías y prebendas, nombramiento de oficios, etcétera.

Borradores de Cabildo

Se trata mayormente de borradores de las deliberaciones del Cabildo Catedral, sea para servir a la redacción de las actas o para extender algunas de las materias discutidas. Los borradores pueden también referirse a acuerdos que no necesariamente constan en las actas.

Cabildo Eclesiástico Metropolitano

Corporación que rige la sede metropolitana (de México o de Guatemala, según el periodo) en ausencia del arzobispo. En este ramo se encuentran edictos, correspondencias, oficios, autos y acuerdos.

Canonjía Supresa del Santo Oficio

Es un beneficio eclesiástico del cabildo catedral que se suprimió para el mantenimiento del Tribunal de la Inquisición. Este apartado cuenta con correspondencia, cuentas, borradores y exposiciones.

Canonjías

Son uno de los beneficios eclesiásticos del Cabildo Catedral. Los canónigos, como titulares de las canonjías, debían ajustarse a un canon de vida que incluía fundamentalmente el rezo y canto de las horas canónicas u oración oficial de la Iglesia. El beneficio consistía en el ejercicio de un oficio o ministerio por el cual se percibía una retribución o estipendio. En las catedrales el número de las canonjías llegó a ser hasta de 10, aunque en Chiapas su número siempre fue menor. Generalmente 5 canonjías se concedían por gracia y 5 debían concursarse por oposición debido al oficio que llevaban aparejado: doctoral era el experto en derecho que llevaba los litigios de la Iglesia; el magistral estaba encargado de la predicación oficial en la iglesia catedral; el canónigo lectoral o de Sagrada Escritura era experto en teología y su enseñanza; el canónigo penitenciario era, en fin, quien con facultad delegada por el obispo escuchaba casos de confesión en principio sólo reservados al prelado.

Cédulas de citación

Generalmente, las cédulas de citación aquí referidas se refieren a la convocatoria que el secretario del Cabildo solía expedir para recordar la fecha y hora de las sesiones capitulares. Solían también llamarse cédulas antediem, es decir, de la víspera.

Puntos de ministros

Se llama así al control de la asistencia de los miembros del cabildo eclesiástico y de otros clérigos al canto y rezo de las horas canónicas del oficio divino en el coro.

Secretaría Capitular

El secretario del Cabildo eclesiástico era quien convocaba a sus sesiones, levantaba las actas, dirigía las cartas y otros testimonios originados en ese cuerpo. Estos expedientes se refieren a nombramientos, instrucciones, concursos de oposición, renuncias, licencias, borradores, prebendas, escrituras, provisión de capellanías, reales cédulas, abasto de ganados y granos e informes.

Archivo diocesano parroquial

Como ya lo indicamos, hay un rasgo que singulariza el Archivo Histórico Diocesano de San Cristóbal de Las Casas. A saber, la presencia en él de documentación muy cuantiosa procedente de las parroquias administradas por el clero secular de todo el obispado de Chiapas. El obispo Francisco Orozco y Jiménez (1902-1912), guiado por su gusto por la historia, aunque acaso también por un instinto acusado que presagiaba la tormenta revolucionaria, decidió hacer trasladar los libros parroquiales y otros documentos a los repositorios de su catedral. Así los preservó de los perjuicios acarreados por la guerra civil en el estado de Chiapas.

Correspondencia parroquial

La concentración de los archivos de las parroquias en la catedral a principios del siglo XX hace que la serie correspondencia parroquial sea la más extensa después de la de correspondencia a secas. Son escasos los testimonios del siglo XVIII. La mayoría se concentra entre los años de 1834 a 1913. Las cartas pueden obedecer a muy diversos propósitos: entrega o envío de cuentas, circulares diocesanas, licencias, peticiones, traslados, conflictos con la feligresía, informes.

Parroquias

Las iglesias de los pueblos, villas y ciudades de la diócesis, al igual que sus titulares, o curas, están sujetos a la autoridad del obispo. Dado que en este archivo se concentra parte de los archivos parroquiales, la serie parroquias es, lógicamente, muy extensa. Las mayores concentraciones corresponden a los años 1833 a 1925 y a la década de 1940. Entre sus testimonios podemos mencionar “informes sobre el estado moral y material de las parroquias”, “libros de cofradías”, documentos relativos a las casas de los curas, a la asistencia o inasistencia de los feligreses, a la falta de ornamentos y objetos, a fincas administradas por las parroquias, a límites interparroquiales, a descripciones geográficas de las demarcaciones parroquiales, etcétera.

Archivo episcopal

Los fondos documentales de la curia de gobierno y justicia, junto con el de la secretaría de los obispos, constituyeron el acervo más cuantioso. Fueron sobre todo estos repositorios de los prelados los que, a partir de mediados del siglo XIX, sufrieron incautaciones sucesivas y saqueos que condujeron a su dispersión en varios ámbitos.

Asociación de sacerdotes difuntos

El número creciente de fundaciones para costear el funeral, entierro y misas de clérigos y hasta de capitulares pobres llegó a constituir una asociación de difuntos con lazos estrechos con el mundo de los vivos y con numerosos benefactores.

Capellanías

La capellanía es un beneficio eclesiástico que contribuye al sustento y, en ocasiones, a los estudios del clérigo que ejercía como capellán. El ministerio de este último consiste en la celebración de un número determinado de misas por el alma de una persona difunta, aquella que solía disponer la fundación de la capellanía mediante una suma cuyos réditos se pagaban al capellán. Había, además, un patrón que podía ser un particular o una corporación, por ejemplo, el propio Cabildo catedral o algún convento. El patrón aseguraba la continuidad de la capellanía.

Censos de población

Se han consignado en este ramo los documentos cuyo título reza: “estados trimestrales del movimiento poblacional”. Otros testimonios se refieren a datos estadísticos sobre la población de algunos pueblos de la diócesis o del estado de Chiapas, todos estos últimos son del siglo XX. Este ramo se complementa con el de “Padrones”.

Colegio Seminario

Institución donde se formaba al clero secular, regido por normas tridentinas o del Concilio de Trento. En el Archivo se encuentran peticiones, informaciones de limpieza de sangre, legitimidad y cristiandad, cuentas, inventarios, arquitectura, constancias, boletas, cátedras, certificados de bautizo, etcétera. Señalemos que otros documentos de esta misma institución se encuentran en otro fondo del AHDSC, el Fondo Colegio Seminario, que cuenta con su propio inventario.

Consejo General de Indias

Tribunal y órgano supremo presidido por el rey en su corte. Conocía del gobierno y justicia en las Indias. En esta sección se encuentra correspondencia dirigida a dicho Consejo.

Conventos

Establecimiento religioso donde se vive en comunidad. Éste puede pertenecer a alguna orden monástica (monjes o monjas que llevan una vida de oración y enclaustramiento) o mendicante (religiosos cuyo instituto prescribe la mendicidad y cuya misión consiste sobre todo en la predicación). Los conventos se gobiernan bajo un sistema de elección interna. Sin embargo, las actividades pastorales que realizaban estaban supervisadas por el obispo de la diócesis. Muchos de los documentos de este ramo se refieren al convento de monjas de La Encarnación.

Correspondencia

Dado que este Archivo concentra—además de los papeles del obispo, del Cabildo y de las parroquias— las cartas de infinidad de personas y de corporaciones, éstas constituyen un ramo en sí llamado correspondencia, a secas. La mayoría de esta correspondencia se concentra en los siguientes periodos: el último tercio del siglo XVIII, los años 1802 a 1814 y en seguida 1844 a 1899. En el siglo XX hay una nueva concentración entre 1945 y 1949.

Edictos

Eran los mandatos de la autoridad suprema que se hacía circular por toda la diócesis para su debido cumplimiento.

Expolios

Son aquellos documentos referentes a los bienes que deja un obispo al morir, ya sea testados o intestados.

Gobierno

Aquí se consignan los documentos del gobierno diocesano en general, el cual comprende desde los actos de gobierno de los obispos hasta el de los curas como vicarios. Es uno de los ramos más extensos del Archivo. Entre sus expedientes, se cuentan: autorizaciones, comunicación entre obispos, referencias a enfermedades y desastres naturales, decretos, peticiones de remoción de curas, transcripciones de informes, circulares, documentos cordillera, convocatorias a curatos vacantes y a capellanías vacantes, libros de asociaciones, reglamentos, festividades de pueblos, etcétera.

Gobierno civil

Se trata de documentos que proceden de distintas instancias del gobierno civil, tales como: presidencias municipales, ayuntamientos, jefaturas políticas, Secretaría de Relaciones Exteriores, Secretaría de Hacienda, prefecturas, juzgados de primera instancia, alcaldías, presidencia de la República, Gobierno del Estado cabildos, etcétera.

Información matrimonial

En función de la potestad de jurisdicción de los obispos, delegada en los párrocos, las causas matrimoniales que los contrayentes iniciaban en cada lugar de la diócesis (diligencias, amonestaciones y esponsales) debían ser dirigidas a la sede diocesana desde las parroquias. Se comprenden en este rubro: informaciones matrimoniales: certificados de libertad o soltería, peticiones de proclamas matrimoniales, actas de matrimonio, dispensas de consanguinidad, certificados de viudez, fes de bautizos, certificados de esponsales. Señalemos que muchos otros expedientes del mismo tipo se encuentran resguardados en el Fondo Parroquial, que cuenta con su propio inventario.

Junta Subalterna de Consolidación

Con el propósito de respaldar la deuda que había emitido por medio de vales reales, en 1798 la Corona española ordenó la enajenación de casi todas las propiedades y capitales administrados por las corporaciones eclesiásticas de la península. En 1804, ante la bancarrota de la Real Hacienda, esta medida se extendió a sus reinos americanos. Para aplicar la Ley de Consolidación de Vales Reales, las autoridades españolas crearon dos organismos: en primer lugar, las Juntas Superiores de Consolidación que operaron en el distrito de cada Audiencia y, subordinadas a éstas, las Juntas Subalternas de Consolidación que se encargaron de implementar la ley en cada obispado.

En el obispado de Chiapas y Soconusco, la Junta Subalterna se integró por el intendente de Ciudad Real, el obispo y un teniente diputado, quienes se encargaron de reunir la información necesaria para aplicar la Consolidación. Así, por ejemplo, redactaron informes con datos sobre la composición y el monto de los principales de capellanías, obras pías, cofradías y de los censos administrados por la catedral, las parroquias, las órdenes de frailes, el Convento de la Encarnación, el Colegio Seminario y los hospitales de Ciudad Real y Comitán, y procedieron a enajenar estos bienes. La Junta Subalterna de Consolidación de Chiapas operó de junio de 1805 a agosto de 1808, fecha en la cual la Junta Superior de Guatemala decidió suspender la enajenación de los bienes del clero debido a la invasión napoleónica a España.

[Explicación proporcionada por José Javier Guillén Villafuerte]

Juzgado de testamentos, capellanías y obras pías

Este tribunal entendía en las materias relativas a todos aquellos pleitos o litigios relativos a la disposición de testamentos y a la fundación de capellanías y obras pías. Lo encabezaban uno o varios jueces con jurisdicción delegada por el prelado. Los hay del siglo XVII, del XVIII y del XX, aunque la mayoría son del siglo XIX con concentraciones en los periodos 1818-1843 y 1853-1859. Comprenden: reconocimiento de capitales, donaciones, concursos de acreedores, arriendos, autos, informes, recibos, cuentas e inventarios de cuentas, bienes de cofradías y otros bienes eclesiásticos, y bienes de curas.

Litigios

Pleitos contenciosos en derecho que se llevan a cabo entre dos partes o más personas en litigio. Comprenden documentación relativa a diligencias, cuentas, correspondencia, etcétera.

Ministros

Esta sección se compone de correspondencia, peticiones, listas, biografías, informes, certificados, licencias ministeriales, diligencias, renuncias y otros documentos relativos a los ministros religiosos o a los que aspiraban a serlo.

Misiones

Hay que entender esta palabra al menos en dos sentidos: la Misión como supremo fin de la Iglesia en su tarea de evangelización del mundo; y las tareas pastorales efectuadas por algunas órdenes religiosas en aquellos confines o fronteras donde la cristianización no se ha empezado o donde es aún superficial.

Órdenes religiosas

Entidades eclesiásticas cuyos miembros están unidos bajo una regla establecida por el fundador de la orden. Las hay de tres tipos: monásticas, mendicantes y de clérigos regulares. Esta sección contiene circulares, correspondencias, elecciones, nombramientos, peticiones, licencias, oficios, fundación de conventos, establecimientos y separaciones de provincias.

Padrones

Recuento de la población que comulgó y confesó cada año, en Pascua “florida”, conforme al precepto de derecho correspondiente. También incluye padrones de población elaborados con otros fines (incluyendo algún padrón de tributarios). Este ramo se complementa con el de “Censos de población”.

Peticiones de ministros

Se trata solicitudes de clérigos, sacerdotes, curas, y seminaristas que se dirigen a diversas autoridades eclesiásticas.

Provisorato

Tribunal o audiencia presidida por el vicario general y provisor. Sus jueces, con autoridad delegada por el obispo, entienden en las causas judiciales e imparten la justicia eclesiástica. En estos documentos, figuran los de los jueces eclesiásticos que, ubicados en ciertas circunscripciones de la diócesis, impartían justicia en primera instancia.

Provisorato Metropolitano

Aquellos contenciosos de derecho eclesiástico no sentenciados por el juzgado de la Diócesis apelaban a la instancia judicial superior inmediata, es decir, la de la iglesia metropolitana. Los expedientes resultado de estas apelaciones componen este ramo.

Real Audiencia de Guatemala

Tribunal real que oía y resolvía los asuntos de gobierno y justicia en los territorios comprendidos en la Capitanía General de Guatemala. Se incluyen autos, certificados, reales provisiones, diligencias, constancias, peticiones, dictámenes, etcétera.

Real Hacienda

Conjunto de autoridades (ministros, oficiales y dependencias) en quienes recaía, en nombre de la Corona, la organización, recaudación y distribución de los impuestos y demás asuntos de índole fiscal. Ochenta y ocho testimonios corresponden a este ramo: dos del siglo XVII (1663 y 1681); cuarenta y dos del siglo XVIII. En este ramo, se han incluido también unos pocos testimonios que corresponden al Ministerio de Hacienda del México independiente en sus primeras décadas.

Reales cédulas

Órdenes del Rey, del Consejo de Indias o de las Reales Audiencias. Esta sección comprende asimismo nombramientos, reparticiones, instrucciones, etcétera.

Sagrada congregación de ritos

Instancia erigida por la Santa Sede en orden a unificar la liturgia romana. Legislaba y efectuaba la introducción o apertura, el trámite, seguimiento y proclamación de las causas de santidad (beatificación y canonización).

Sagrario

Con este nombre, referente al sitio que albergaba al Santísimo Sacramento del Altar (hostia consagrada), se designaba a la parroquia de la catedral. Este ramo contiene diligencias, peticiones, libros parroquiales, cuentas, bautizos, informes, cofradías, información matrimonial, convocatorias, invitaciones, circulares, arquitectura, etcétera.

Santa Cruzada

Tribunal con jurisdicción propia para efectuar la convocatoria, venta y administración de las bulas del mismo nombre destinadas a financiar todas aquellas actividades encaminadas a la defensa de la fe cristiana y su espíritu misional.

Santo Oficio de la Inquisición

Tribunal con jurisdicción mixta (secular y eclesiástica) encargado de garantizar la ortodoxia de la fe cristiana, así como de denunciar, perseguir y castigar los delitos contra esa fe. Esta sección contiene nombramientos, circulares, averiguaciones, edictos, reales cédulas, prebendas, etcétera.

Secretaría de Cámara de las indias

En tanto que instancia superior del Consejo de Indias, recaía en los miembros de la cámara el nombramiento de los cargos seculares y eclesiásticos provistos por la Corona en el Nuevo Mundo. Este ramo se compone de ordenanzas, reales provisiones y correspondencia.

Secretaría de Gobierno Episcopal

Los obispos contaban con un secretario de Cámara y Gobierno. Bajo este rubro se consignan cartas, expedientes judiciales (autos), concesión de licencias, renuncia de párrocos, correspondencia entre obispos, nombramientos, informes de visitas episcopales, colación de capellanías, dispensas matrimoniales, licencias para ministerios.

Testamentos

Según dejamos asentado en el ramo correspondiente, en cada sede diocesana había un juez de testamentos, capellanías y obras pías. La fundación de estas últimas constó como última voluntad en la gran mayoría de los testamentos que se disponían y otorgaban ante escribano público.

Universidad

Contiene información referente a la Real Universidad de México, a la Universidad Literaria de Chiapas y a la Universidad Autónoma de Chiapas.

Archivo episcopal

Los fondos documentales de la curia de gobierno y justicia, junto con el de la secretaría de los obispos, constituyeron el acervo más cuantioso. Fueron sobre todo estos repositorios de los prelados los que, a partir de mediados del siglo XIX, sufrieron incautaciones sucesivas y saqueos que condujeron a su dispersión en varios ámbitos.

Asociación de sacerdotes difuntos

El número creciente de fundaciones para costear el funeral, entierro y misas de clérigos y hasta de capitulares pobres llegó a constituir una asociación de difuntos con lazos estrechos con el mundo de los vivos y con numerosos benefactores.

Capellanías

La capellanía es un beneficio eclesiástico que contribuye al sustento y, en ocasiones, a los estudios del clérigo que ejercía como capellán. El ministerio de este último consiste en la celebración de un número determinado de misas por el alma de una persona difunta, aquella que solía disponer la fundación de la capellanía mediante una suma cuyos réditos se pagaban al capellán. Había, además, un patrón que podía ser un particular o una corporación, por ejemplo, el propio Cabildo catedral o algún convento. El patrón aseguraba la continuidad de la capellanía.

Censos de población

Se han consignado en este ramo los documentos cuyo título reza: “estados trimestrales del movimiento poblacional”. Otros testimonios se refieren a datos estadísticos sobre la población de algunos pueblos de la diócesis o del estado de Chiapas, todos estos últimos son del siglo XX. Este ramo se complementa con el de “Padrones”.

Colegio Seminario

Institución donde se formaba al clero secular, regido por normas tridentinas o del Concilio de Trento. En el Archivo se encuentran peticiones, informaciones de limpieza de sangre, legitimidad y cristiandad, cuentas, inventarios, arquitectura, constancias, boletas, cátedras, certificados de bautizo, etcétera. Señalemos que otros documentos de esta misma institución se encuentran en otro fondo del AHDSC, el Fondo Colegio Seminario, que cuenta con su propio inventario.

Consejo General de Indias

Tribunal y órgano supremo presidido por el rey en su corte. Conocía del gobierno y justicia en las Indias. En esta sección se encuentra correspondencia dirigida a dicho Consejo.

Conventos

Establecimiento religioso donde se vive en comunidad. Éste puede pertenecer a alguna orden monástica (monjes o monjas que llevan una vida de oración y enclaustramiento) o mendicante (religiosos cuyo instituto prescribe la mendicidad y cuya misión consiste sobre todo en la predicación). Los conventos se gobiernan bajo un sistema de elección interna. Sin embargo, las actividades pastorales que realizaban estaban supervisadas por el obispo de la diócesis. Muchos de los documentos de este ramo se refieren al convento de monjas de La Encarnación.

Correspondencia

Dado que este Archivo concentra—además de los papeles del obispo, del Cabildo y de las parroquias— las cartas de infinidad de personas y de corporaciones, éstas constituyen un ramo en sí llamado correspondencia, a secas. La mayoría de esta correspondencia se concentra en los siguientes periodos: el último tercio del siglo XVIII, los años 1802 a 1814 y en seguida 1844 a 1899. En el siglo XX hay una nueva concentración entre 1945 y 1949.

Edictos

Eran los mandatos de la autoridad suprema que se hacía circular por toda la diócesis para su debido cumplimiento.

Expolios

Son aquellos documentos referentes a los bienes que deja un obispo al morir, ya sea testados o intestados.

Gobierno

Aquí se consignan los documentos del gobierno diocesano en general, el cual comprende desde los actos de gobierno de los obispos hasta el de los curas como vicarios. Es uno de los ramos más extensos del Archivo. Entre sus expedientes, se cuentan: autorizaciones, comunicación entre obispos, referencias a enfermedades y desastres naturales, decretos, peticiones de remoción de curas, transcripciones de informes, circulares, documentos cordillera, convocatorias a curatos vacantes y a capellanías vacantes, libros de asociaciones, reglamentos, festividades de pueblos, etcétera.

Gobierno civil

Se trata de documentos que proceden de distintas instancias del gobierno civil, tales como: presidencias municipales, ayuntamientos, jefaturas políticas, Secretaría de Relaciones Exteriores, Secretaría de Hacienda, prefecturas, juzgados de primera instancia, alcaldías, presidencia de la República, Gobierno del Estado cabildos, etcétera.

Información matrimonial

En función de la potestad de jurisdicción de los obispos, delegada en los párrocos, las causas matrimoniales que los contrayentes iniciaban en cada lugar de la diócesis (diligencias, amonestaciones y esponsales) debían ser dirigidas a la sede diocesana desde las parroquias. Se comprenden en este rubro: informaciones matrimoniales: certificados de libertad o soltería, peticiones de proclamas matrimoniales, actas de matrimonio, dispensas de consanguinidad, certificados de viudez, fes de bautizos, certificados de esponsales. Señalemos que muchos otros expedientes del mismo tipo se encuentran resguardados en el Fondo Parroquial, que cuenta con su propio inventario.

Junta Subalterna de Consolidación

Con el propósito de respaldar la deuda que había emitido por medio de vales reales, en 1798 la Corona española ordenó la enajenación de casi todas las propiedades y capitales administrados por las corporaciones eclesiásticas de la península. En 1804, ante la bancarrota de la Real Hacienda, esta medida se extendió a sus reinos americanos. Para aplicar la Ley de Consolidación de Vales Reales, las autoridades españolas crearon dos organismos: en primer lugar, las Juntas Superiores de Consolidación que operaron en el distrito de cada Audiencia y, subordinadas a éstas, las Juntas Subalternas de Consolidación que se encargaron de implementar la ley en cada obispado.

En el obispado de Chiapas y Soconusco, la Junta Subalterna se integró por el intendente de Ciudad Real, el obispo y un teniente diputado, quienes se encargaron de reunir la información necesaria para aplicar la Consolidación. Así, por ejemplo, redactaron informes con datos sobre la composición y el monto de los principales de capellanías, obras pías, cofradías y de los censos administrados por la catedral, las parroquias, las órdenes de frailes, el Convento de la Encarnación, el Colegio Seminario y los hospitales de Ciudad Real y Comitán, y procedieron a enajenar estos bienes. La Junta Subalterna de Consolidación de Chiapas operó de junio de 1805 a agosto de 1808, fecha en la cual la Junta Superior de Guatemala decidió suspender la enajenación de los bienes del clero debido a la invasión napoleónica a España.

[Explicación proporcionada por José Javier Guillén Villafuerte]

Juzgado de testamentos, capellanías y obras pías

Este tribunal entendía en las materias relativas a todos aquellos pleitos o litigios relativos a la disposición de testamentos y a la fundación de capellanías y obras pías. Lo encabezaban uno o varios jueces con jurisdicción delegada por el prelado. Los hay del siglo XVII, del XVIII y del XX, aunque la mayoría son del siglo XIX con concentraciones en los periodos 1818-1843 y 1853-1859. Comprenden: reconocimiento de capitales, donaciones, concursos de acreedores, arriendos, autos, informes, recibos, cuentas e inventarios de cuentas, bienes de cofradías y otros bienes eclesiásticos, y bienes de curas.

Litigios

Pleitos contenciosos en derecho que se llevan a cabo entre dos partes o más personas en litigio. Comprenden documentación relativa a diligencias, cuentas, correspondencia, etcétera.

Ministros

Esta sección se compone de correspondencia, peticiones, listas, biografías, informes, certificados, licencias ministeriales, diligencias, renuncias y otros documentos relativos a los ministros religiosos o a los que aspiraban a serlo.

Misiones

Hay que entender esta palabra al menos en dos sentidos: la Misión como supremo fin de la Iglesia en su tarea de evangelización del mundo; y las tareas pastorales efectuadas por algunas órdenes religiosas en aquellos confines o fronteras donde la cristianización no se ha empezado o donde es aún superficial.

Órdenes religiosas

Entidades eclesiásticas cuyos miembros están unidos bajo una regla establecida por el fundador de la orden. Las hay de tres tipos: monásticas, mendicantes y de clérigos regulares. Esta sección contiene circulares, correspondencias, elecciones, nombramientos, peticiones, licencias, oficios, fundación de conventos, establecimientos y separaciones de provincias.

Padrones

Recuento de la población que comulgó y confesó cada año, en Pascua “florida”, conforme al precepto de derecho correspondiente. También incluye padrones de población elaborados con otros fines (incluyendo algún padrón de tributarios). Este ramo se complementa con el de “Censos de población”.

Peticiones de ministros

Se trata solicitudes de clérigos, sacerdotes, curas, y seminaristas que se dirigen a diversas autoridades eclesiásticas.

Provisorato

Tribunal o audiencia presidida por el vicario general y provisor. Sus jueces, con autoridad delegada por el obispo, entienden en las causas judiciales e imparten la justicia eclesiástica. En estos documentos, figuran los de los jueces eclesiásticos que, ubicados en ciertas circunscripciones de la diócesis, impartían justicia en primera instancia.

Provisorato Metropolitano

Aquellos contenciosos de derecho eclesiástico no sentenciados por el juzgado de la Diócesis apelaban a la instancia judicial superior inmediata, es decir, la de la iglesia metropolitana. Los expedientes resultado de estas apelaciones componen este ramo.

Real Audiencia de Guatemala

Tribunal real que oía y resolvía los asuntos de gobierno y justicia en los territorios comprendidos en la Capitanía General de Guatemala. Se incluyen autos, certificados, reales provisiones, diligencias, constancias, peticiones, dictámenes, etcétera.

Real Hacienda

Conjunto de autoridades (ministros, oficiales y dependencias) en quienes recaía, en nombre de la Corona, la organización, recaudación y distribución de los impuestos y demás asuntos de índole fiscal. Ochenta y ocho testimonios corresponden a este ramo: dos del siglo XVII (1663 y 1681); cuarenta y dos del siglo XVIII. En este ramo, se han incluido también unos pocos testimonios que corresponden al Ministerio de Hacienda del México independiente en sus primeras décadas.

Reales cédulas

Órdenes del Rey, del Consejo de Indias o de las Reales Audiencias. Esta sección comprende asimismo nombramientos, reparticiones, instrucciones, etcétera.

Sagrada congregación de ritos

Instancia erigida por la Santa Sede en orden a unificar la liturgia romana. Legislaba y efectuaba la introducción o apertura, el trámite, seguimiento y proclamación de las causas de santidad (beatificación y canonización).

Sagrario

Con este nombre, referente al sitio que albergaba al Santísimo Sacramento del Altar (hostia consagrada), se designaba a la parroquia de la catedral. Este ramo contiene diligencias, peticiones, libros parroquiales, cuentas, bautizos, informes, cofradías, información matrimonial, convocatorias, invitaciones, circulares, arquitectura, etcétera.

Santa Cruzada

Tribunal con jurisdicción propia para efectuar la convocatoria, venta y administración de las bulas del mismo nombre destinadas a financiar todas aquellas actividades encaminadas a la defensa de la fe cristiana y su espíritu misional.

Santo Oficio de la Inquisición

Tribunal con jurisdicción mixta (secular y eclesiástica) encargado de garantizar la ortodoxia de la fe cristiana, así como de denunciar, perseguir y castigar los delitos contra esa fe. Esta sección contiene nombramientos, circulares, averiguaciones, edictos, reales cédulas, prebendas, etcétera.

Secretaría de Cámara de las indias

En tanto que instancia superior del Consejo de Indias, recaía en los miembros de la cámara el nombramiento de los cargos seculares y eclesiásticos provistos por la Corona en el Nuevo Mundo. Este ramo se compone de ordenanzas, reales provisiones y correspondencia.

Secretaría de Gobierno Episcopal

Los obispos contaban con un secretario de Cámara y Gobierno. Bajo este rubro se consignan cartas, expedientes judiciales (autos), concesión de licencias, renuncia de párrocos, correspondencia entre obispos, nombramientos, informes de visitas episcopales, colación de capellanías, dispensas matrimoniales, licencias para ministerios.

Testamentos

Según dejamos asentado en el ramo correspondiente, en cada sede diocesana había un juez de testamentos, capellanías y obras pías. La fundación de estas últimas constó como última voluntad en la gran mayoría de los testamentos que se disponían y otorgaban ante escribano público.

Universidad

Contiene información referente a la Real Universidad de México, a la Universidad Literaria de Chiapas y a la Universidad Autónoma de Chiapas.

Otros archivos

Cuando el AHDSC abrió sus puertas al público, empezó a recibir donaciones de diversos documentos históricos provenientes de otros archivos. Algunos de éstos quedaron integrados al Fondo Diocesano, mientras que muchos otros se quedaron guardados en cajas de cartón. En el año 2012 el director del Archivo, fray Pablo Iribarren, solicitó a los colaboradores del proyecto de El Colegio de México que guardaran los documentos que seguían en cajas de cartón en carpetas numeradas para que pudieran ser consultados y citados con una referencia clara y precisa. Esto dio lugar a los nuevos fondos del AHDSC, que vinieron a agregarse al Fondo Diocesano y al Fondo Parroquial. Es necesario señalar, entonces, que algunos de los documentos del Fondo Diocesano señalados como pertenecientes a “Otros archivos” se complementan con algunos de los otros fondos del AHDSC, como lo señalaremos más adelante en cada caso.

Entre las donaciones más importantes, señalemos la del Archivo Civil de Comitán (al parecer gracias a la iniciativa de Carlos y Gudrun Lenkersdorf) y la que hizo el padre José Herrera, de los documentos del archivo de monseñor Eduardo Flores Ruiz que le fueron entregados por los familiares de éste. Algunos de estos documentos se integraron al Fondo Diocesano, pero muchos quedaron guardados en cajas de cartón y más adelante dieron lugar a los fondos Curia Sagrario, Colegio Seminario, Monseñor Flores Ruiz y Padre José Herrera Alcalá.

Acción Católica

Asociación de seglares que colabora con el clero en la enseñanza de la doctrina cristiana. En el Archivo podemos encontrar cartas, cuentas, circulares, invitaciones, informes, actas de asambleas, entre otros. Señalemos que la mayor parte de los documentos relativos a la Acción Católica y sus distintas ramas (Asociación Católica de la Juventud Mexicana, Juventud Católica Femenina Mexicana y Unión Católica Femenina Mexicana) que resguarda el AHDSC se encuentran en el ramo “Acción Católica” del Fondo Curia Sagrario, que cuenta con su propio inventario.

Archivo civil de Comitán

En alguna fecha que no hemos logrado precisar, una parte muy sustantiva del Archivo civil de Comitán fue donada al AHDSC. Algunas personas nos han indicado que ello fue resultado de las gestiones que llevaron a cabo Gudrun y Carlos Lenkersdorf para rescatar ese archivo que se encontraba abandonado y en peligro de ser destruido. Los documentos que integran este ramo son de enorme importancia. No sólo porque conservan testimonios de gran valor sobre Comitán y su región, sino también porque es uno de los pocos archivos de las jefaturas políticas de Chiapas que se ha conservado. Aunque contiene algunos documentos de 1725 en adelante, es probable que el archivo como tal se haya constituido a partir del año de 1804, cuando se constituyó el partido de Los Llanos con sede en Comitán, con un subdelegado a su cabeza. Con la Independencia y agregación a México, el archivo pasó a los jefes políticos de Comitán y después de la Revolución al ayuntamiento de Comitán.

Asilo Senilia

Es una institución de asistencia para ancianos, formada a medios del siglo XX por la familia Flores Ruiz. La documentación contenida en esta sección corresponde a cartas, peticiones, donaciones, eventos de recaudación, libros de registros, etcétera.

Asociación Católica de la Juventud Mexicana

Rama de la Acción Católica que trabaja con jóvenes que se dedican a colaborar en la restauración de la doctrina cristiana en México. La documentación resguardada en el Archivo referente a este ramo comprende cartas, informes de labores, acuerdos de asambleas, circulares, nombramientos, cuentas, etcétera. La mayoría de los documentos se ubica entre los años 1949 a 1956. Estos documentos se complementan con los que se encuentran en el ramo “Acción Católica” del Fondo Curia Sagrario, que cuenta con un inventario.

INAREMAC

El Instituto de Asesoría Antropológica para la Región Maya A.C. fue una organización no gubernamental creada por Andrés Aubry, ex director del AHDSC. La documentación de este apartado se refiere principalmente a publicaciones de los boletines, documentos y apuntes de lectura del Archivo Histórico Diocesano.

Juventud Católica Femenina Mexicana

Organización de jóvenes mujeres formada para combatir en sus inicios la persecución religiosa de principios del siglo XX. Se trata de informes, cuentas, nombramientos, correspondencias, actas, acuerdos, etcétera. Estos documentos se complementan con los que se encuentran en el ramo “Acción Católica” del Fondo Curia Sagrario, que cuenta con su propio inventario.

Miscelánea

Este apartado contiene documentación diversa relativa a mapas, revistas, cuentas, peticiones, notificaciones, licencias, etcétera. Un buen número de estos documentos son fotocopias, transcripciones y textos publicados. Muy probablemente todos estos documentos fueron incorporados al acervo del AHDSC por Angélica Inda y Andrés Aubry cuando fueron directores del mismo. Muchos de ellos son fotocopias, transcripciones y apuntes diversos.

Unión Católica Femenina Mexicana

Entidad encargada de promover la evangelización integral de la mujer por medio de talleres, círculos de estudios y encuestas. Comprende documentos tales como informes, correspondencia, cuentas, actas de asambleas, convocatorias, circulares, notificaciones, invitaciones, nombramientos, planes de actividades, etcétera. Estos documentos se complementan con los que se encuentran en el ramo “Acción Católica” del Fondo Curia Sagrario, que cuenta con su propio inventario.

Todos los derechos reservados
© 2020 El Colegio de México