Los otros fondos documentales del AHDSC

Aunque el fondo más consultado por los usuarios es el Fondo Diocesano, el Archivo Histórico Diocesano de San Cristóbal de Las Casas (AHDSC) cuenta con otros fondos de enorme interés, tanto para los que se interesan en la historia demográfica de Chiapas, como para aquellos que desean profundizar en la historia de Chiapas en el siglo XX o en la historia de la Iglesia en México.

Fondo Parroquial (PA)

Este fondo es el más extenso del AHDSC. Está compuesto por 61 metros de documentación lineal. El fondo tiene su origen en la orden que dio el obispo Francisco Orozco y Jiménez a los párrocos en el año de 1909 para que remitieran a la catedral sus libros parroquiales y tal vez algunos otros documentos. El fondo en cuanto tal fue creado a raíz del proyecto financiado por la Asociación Civil "Apoyo al Desarrollo de Archivos y Bibliotecas de México (ADABI)" en los años de 2008 y 2009. Se decidió, entonces, dividir todos los expedientes que estaban abiertos a la consulta del público en dos fondos: el Fondo Diocesano y el Fondo Parroquial. La idea era separar los expedientes y agruparlos según su procedencia. Los documentos que provenían de alguno de los archivos catedralicios irían al Fondo Diocesano, mientras que los originados en las parroquias irían al Fondo Parroquial. Sin embargo, esta tarea no se realizó siempre con el cuidado debido. Si bien todos los libros parroquiales se ubicaron en el Fondo Parroquial, algunos libros y documentos relativos a la administración y al gobierno de la Catedral y del obispado—como, por ejemplo, los libros de gobierno del Obispado— pasaron indebidamente a ese mismo fondo. A su vez muchos informes matrimoniales elaborados en las parroquias se quedaron en el Fondo Diocesano. Señalemos también que la correspondencia entre los párrocos y las autoridades de la diócesis se mantuvo toda en el Fondo Diocesano, independientemente de quien haya sido el último destinatario, que, en principio, fue quien archivó el intercambio epistolar. En la base de datos del Fondo Diocesano, toda esta correspondencia ha sido clasificada en el campo Archivo como “Diocesano parroquial” en el ramo “Correspondencia parroquial”.

El Fondo Parroquial se subdivide en dos secciones. La primera es la "Sección Disciplinar", que incluye los libros y expedientes relativos a circulares, cofradías, cordilleras, cuentas, diezmos, fábrica y gobierno (es necesario indicar que también en el Fondo Diocesano se encuentran múltiples expedientes relativos a cuentas, diezmos y gobierno). La segunda sección es la "Sección Sacramental", que incluye los libros (y los expedientes) de bautizo, confirmación, información matrimonial, matrimonio y defunción.

Este Fondo Parroquial cuenta con un inventario, elaborado originalmente por ADABI, que posteriormente fue corregido y mejorado por Rafaela María Gómez Morales, Matilde Reyna Moreno Reyes y Mario Enrique Vázquez Hernández y convertido al formato de Excel (xlsx) para facilitar su consulta.

Fondos Curia-Sagrario (CS), Colegio Seminario (CSe), Monseñor Eduardo Flores Ruiz (EF) y Padre José Herrera Alcalá (JH)

Estos cuatro fondos tienen su origen principal en el archivo de monseñor Eduardo Flores Ruiz (1890-1977), quien tuvo a su cargo muchas y muy importantes responsabilidades en la Diócesis. Entre otras, durante muchos años fue secretario de la Mitra, rector del Colegio Seminario y estuvo a cargo del AHDSC. Todo indica que tuvo una participación destacada en la organización de fieles católicos, “Acción Católica”. Autor de varios libros de importancia sobre la historia de Chiapas, fue también fundador del Patronato Fray Bartolomé de Las Casas y del asilo para ancianos “San Juan de Dios”, también conocido como “Senilia”.

A su muerte, sus familiares entregaron su archivo al padre José Herrera, quien a su vez lo donó al AHDSC. Algunos de los documentos que contenía fueron integrados al Fondo Diocesano. En la base de datos del Fondo Diocesano, aparecen como pertenecientes a “Otros archivos” en los ramos “Acción Católica”, “Asilo Senilia”, “Asociación Católica de la Juventud Mexicana”; Juventud Católica Femenina Mexicana” y “Unión Católica Femenina Mexicana”, según su posible procedencia.

Por otra parte, cuando se llevó a cabo el proyecto coordinado por Apoyo al Desarrollo de Archivos y Bibliotecas de México” (ADABI), se retiraron muchos expedientes de fechas recientes que Angélica Inda y Andrés Aubry habían incorporado poco a poco a las carpetas de los pueblos. Estos expedientes terminaron mezclándose con los que habían pertenecido a monseñor Eduardo Flores Ruiz y se encuentran principalmente en el Fondo Curia-Sagrario. Unos documentos entregados por el padre Joel Padrón González relativos a su encarcelamiento en el año de 1992 también llegaron a mezclarse con los que provenían del archivo de monseñor Flores, aunque la mayoría pasó a constituir el Fondo Padre Joel Padrón González.

Toda esta documentación permaneció en varias cajas de cartón hasta el año de 2012 en que el director del AHDSC, fray Pablo Iribarren, pidió a los integrantes del proyecto coordinado por El Colegio de México que los guardaran en carpetas para ponerlos a la consulta del público. Dado que en ese momento no se sabía cómo esos documentos habían llegado al Archivo, se pensó que tenían orígenes diferentes y se procuró separarlos por procedencia. Ciertamente, se trataba de documentos que habían sido generados por instituciones u oficinas distintas, pero todos habían pasado por las manos de monseñor Eduardo Ruiz Flores. Por ello, se decidió conjuntar en un único archivo los tres inventarios que se han elaborado hasta el momento. Estos tres inventarios —el del Fondo Curia-Sagrario, el del Fondo Colegio Seminario y el del Fondo Padre José Herrera Alcalá— fueron elaborados por Matilde Moreno Reyes, Griselda Pale Morales, Martha Laura Natarén Argueta y Magdalena Gómez de la Cruz. Los dos primeros, como parte del proyecto coordinado por El Colegio de México. El tercero se elaboró con el apoyo de la curia de la Diócesis. Sigue pendiente la tarea de crear uno del Fondo Monseñor Flores Ruiz.

Fondo Curia-Sagrario (CS)

Este fondo documental, que mide 3.75 metros lineales y se compone de 368 carpetas, cuenta con los siguientes tipos de documentos: cartas remitidas a diferentes parroquias, a otros estados y a diferentes obispos; peticiones de curas y feligreses, datos estadísticos de población, legajos de circulares, que son, en su mayoría, de los periodos de gobierno de los obispos Francisco Orozco y Jiménez (1902-1912), Gerardo Anaya (1920-1942) y Lucio Torreblanca (1944-1959). Dentro de este fondo también se encuentra una sección conformado por la documentación de la Acción Católica en Chiapas. Esta organización se definía sí misma como una comunidad de laicos libremente comprometidos a vivir personal y orgánicamente el Evangelio. En Chiapas, dicha comunidad fue fundada en 1926, pero debido a la persecución religiosa que se produjo en los años siguientes, la Acción Católica sólo comenzó a funcionar regularmente a partir del año de 1938 (AHDSC, Fondo Diocesano, carpeta 4007, exp. 1). Esta sección contiene documentos de sus diferentes ramificaciones: Acción Católica de la Juventud Mexicana (ACJM), Unión Católica de Mexicanos (UCM), Unión Femenina Católica Mexicana (UFCM) y la Unión Católica Femenina Mexicana (JCFM), entre otras más. Este fondo se abrió a la consulta del público en año de 2012.

Los documentos de décadas recientes que ADABI retiró del Fondo Diocesano y algunos del archivo del padre Joel Padrón González terminaron también en este fondo documental.

Fondo Colegio Seminario (CSe)

Otro de los nuevos fondos que se puso a disposición de los usuarios el año de 2012 es el del Colegio Seminario, que se compone de 48 carpetas. Los documentos que lo conforman se encontraban en las mismas cajas que los del "Fondo Curia Sagrario", pero claramente diferenciados de éstos. Entre los documentos del "Fondo Colegio Seminario", se encuentran autos de limpieza de sangre y de cristiandad de los candidatos a ingresar al seminario en el periodo colonial. También contiene algunos libros y folletos en latín. El periodo que comprende esta documentación abarca desde el siglo XVIII al XX.

Este fondo contiene una sección que incluye documentos del Patronato Fray Bartolomé de Las Casas. Este patronato estaba conformado por académicos, cronistas y personas interesadas en la historia de Chiapas. El patronato sesionaba en la Casa de la Cultura del Carmen y se dedicaba a publicar libros relativos a la historia de Chiapas y a organizar coloquios, congresos y conferencias. Por esta razón, los documentos que contiene este fondo son artículos sobre historia, fiestas, producciones regionales, política, economía y algunos números de la gaceta que publicó este mismo patronato.

Fondo Monseñor Eduardo Flores Ruiz (EF)

Este fondo, que se entregó al Archivo junto con los dos anteriores, parece corresponder principalmente al archivo personal de monseñor Eduardo Flores Ruiz. Se compone de 35 carpetas, que contienen correspondencia parroquial y personal, solicitudes diversas, invitaciones a actos religiosos, libretas de notas, un libro de actas de la Comisión de Economía que se formó para la Coronación de la Santísima Virgen de Guadalupe, diplomas, poemas, informes y recibos diversos, circulares, edictos, agendas y documentos relativos a la renovación de la imagen del Cristo de Tila. Este fondo carece todavía de un inventario.

Fondo Padre José Herrera Alcalá

Este fondo, aunque proviene también en su mayoría del archivo de monseñor Eduardo Flores Ruiz fue donado por el padre José Herrera Alcalá en fechas posteriores a los documentos que integran los tres fondos anteriores. Se caracteriza por estar conformado principalmente por documentos impresos generados en su mayoría por el colegio seminario de San Cristóbal de Las Casas.

Fondo Refugiados Guatemaltecos

Este extenso fondo (16 metros lineales con 1,350 carpetas), como su nombre lo indica, cuenta con documentos relativos a la llegada de los refugiados guatemaltecos a Chiapas en la década de 1980 y a la ayuda que la Diócesis les prestó hasta su retorno a su país en 1997. Se trata del archivo del Comité Cristiano de Solidaridad, que fue creado para ayudar a los guatemaltecos, por lo general indígenas, que huían de la represión en su país. En este fondo, se encuentra documentación sobre las actividades en los campamentos y los proyectos de educación, de agricultura, de salud y de venta de artesanías, entre otros. También se incluyen cuentas de las donaciones hechas por el Comité de Solidaridad a los Refugiados, recortes de periódicos sobre la situación de Centroamérica, cartas de los mismos refugiados sobre los problemas en los campamentos y sobre los conflictos con algunas autoridades. Aunque no sabemos exactamente en qué momento llegaron estos documentos al AHDSC, suponemos fue en el año 2000 y que se entregaron junto con parte del archivo personal de Samuel Ruiz García (con el que se conformó otro fondo con el nombre de este prelado). De hecho, todos estos documentos venían mezclados en las mismas cajas de cartón; pero, como era relativamente sencillo distinguir el origen de los documentos, procedimos a separarlos y conformar con ellos los dos fondos mencionados. Aunque varios investigadores han consultado con provecho el Fondo Refugiados Guatemaltecos, desgraciadamente todavía no se cuenta con un inventario de éste. Solo se tienen dos pequeños inventarios: uno de los libros y otro de las revistas que se encontraron en este fondo.

Fondo Monseñor Samuel Ruiz García (SR)

Este gran fondo está conformado por parte del archivo personal del obispo Samuel Ruiz. Mide 15 metros lineales, se compone de 1,131 carpetas y contiene cartas pastorales, documentos sobre los sínodos diocesanos de Medellín y de Puebla, escritos sobre la teología de la liberación y sobre el Congreso Indígena en 1974. Este fondo también incluye documentos sobre el proyecto de catequización en las zonas en que se dividió la diócesis para tal fin. Además, contiene documentación sobre la participación del obispo en la Comisión Nacional de Intermediación (CONAI), sobre algunos conflictos agrarios, recortes de periódicos, publicaciones del Centro de Derechos Humanos "Fray Bartolomé de Las Casas", del cual don Samuel Ruiz fue fundador, y algunas denuncias que se hicieron en contra del obispo por su supuesta colaboración con la guerrilla zapatista. Este fondo, junto con el anterior, se puso a la consulta del público en año de 2012. Gracias al apoyo de la Fundación Prince Claus y de la Whiting Foundation, se pudo elaborar un inventario, obra de Matilde Moreno Reyes, Griselda Pale Morales, Martha Laura Natarén Argueta y César Omar Santis Montejo, que se puede consultar en el local del AHDSC.

Fondo Miguel Chanteau (MC)

En este pequeño fondo de 31 carpetas, proviene del archivo del presbítero francés Miguel Chanteau, quien administró la parroquia de Chenalhó por más de 30 años. Chanteau fue deportado de México por algunas declaraciones críticas que hizo en relación a la masacre de Acteal y tuvo que permanecer fuera del país durante varios años. Hay pocos documentos sobre la administración de su parroquia o sobre su expulsión de México. En cambio, predominan documentos internos de la Diócesis y folletos y boletines eclesiásticos.

El Fondo también incluye unos 70 expedientes que parecen provenir del archivo del padre Rodolfo Román Gordillo, quien fue párroco de Tila, y que abarcan los últimos años de la década de 1980 y primeros de la década de 1990.

Este fondo cuenta con un inventario elaborado por Matilde Moreno Reyes.

Fondo Padre Joel Padrón González (JP)

Los documentos que contiene este pequeño fondo, que se compone de siete carpetas, tratan todos de la detención del padre Joel Padrón, párroco de Simojovel, quien fue arrestado el 18 de septiembre de 1991 para ser trasladado a la prisión de Cerro Hueco acusado de robo, despojo de tierras, conspiración, asociación ilegal y posesión de armas, y luego declarado inocente y liberado. Se trata de documentos sobre su arresto, cartas de solidaridad con el párroco, correspondencia en torno a su caso, etcétera. Señalemos que algunos documentos que pertenecieron al padre Joel Padrón González y que formaron parte de la donación que hizo al AHDSC terminaron por error en el Fondo Curia-Sagrario.

Se cuenta con un inventario elaborado por Matilde Moreno Reyes.

Fondos Angélica Inda (AI) y Andrés Aubry (AA)

Estos fondos reúnen los documentos de los archivos personales de los dos primeros directores del AHDSC. Dado que, en muchos casos, los dos archivos contienen documentos del mismo tipo (fotocopias de documentos históricos y notas sobre diversas problemáticas históricas), se han reunido los dos inventarios para facilitar su consulta. Los inventarios fueron elaborados por Griselda Pale Morales y Matilde Moreno Reyes.

Fondo Angélica Inda (AI)

Este pequeño fondo de 37 carpetas corresponde al archivo personal de la antigua directora del Archivo y se compone principalmente de fotocopias de documentos históricos del propio AHDSC. También incluye transcripciones de algunos documentos históricos y notas relativas a éstos sobre distintos temas que interesaron a la entonces directora del AHDSC o que respondían a solicitudes de diversos usuarios. También incluye libretas con inventarios de documentos del Archivo. En este fondo, se encuentra igualmente correspondencia y oficios relativos a la administración del Archivo y algunos documentos relativos al Congreso Nacional Indígena.

Fondo Andrés Aubry (AA)

Este pequeño fondo de 11 carpetas corresponde a la parte del archivo personal de Andrés Aubry, también ex director del AHDSC, que guardaba en el Archivo (tenía otros archivos personales en su casa particular y en las oficinas del INAREMAC). El fondo de 11 carpetas contiene diversos artículos sobre el hospital de San Juan de Dios, borradores de algunos de sus libros, textos de su autoría sobre problemáticas del momento, apuntes de lectura sobre la Selva Lacandona y fotocopias de documentos históricos. Incluye también informes, tanto sobre el AHDSC, como sobre el INAREMAC. Se encuentran también algunas publicaciones sobre indigenismo y denuncias de fraudes electorales en Chiapas.

Fondo Fray Pablo Iribarren (PI)

Este pequeño fondo de 16 carpetas contiene los informes de las misiones en varios municipios de Chiapas y otros escritos sobre el ministerio y el trabajo pastoral de fray Pablo Iribarren Pascal O. P. Esta documentación fue donada por el propio padre Pablo Iribarren cuando se hizo cargo del Archivo en el año de 2007. Este fondo va creciendo a medida que se reciben nuevas donaciones del actual director del Archivo. El fondo cuenta un inventario elaborado por Griselda Pale Morales.

Fondo Adoración Nocturna (AN)

Se trata de una asociación espiritual de laicos que tiene como principal objetivo rendir culto al Santísimo Sacramento y que fue fundada en México el 28 de enero de 1900. Este fondo de 97 carpetas incluye la documentación expedida por los integrantes de dicha asociación, cuentas, trámites para el establecimiento de dicha asociación en varios pueblos del estado en las décadas de 1980, circulares, convocatorias, peticiones de los socios, oficios, folletos, lista de integrantes de la asociación, telegramas, informes estadísticos referentes a la cantidad de socios y cuentas sobre colectas. Esta documentación llegó al Archivo gracias a fray Pablo Iribarren, quien la donó en el año 2007. El fondo se abrió a la consulta del público el año de 2012. Cuenta con un inventario realizado por Griselda Pale Morales y Matilde Moreno Reyes.

Fondo Monseñor Felipe Arizmendi (FA)

Este pequeño fondo de cuatro carpetas fue donado al Archivo por el anterior obispo, monseñor Felipe Arizmendi, aunque incluye también varios documentos de tiempos de su antecesor, monseñor Samuel Ruiz García. Este fondo contiene, entre otros documentos, copias del "Plan Diocesano Pastoral", materiales de estudio para la asamblea diocesana Horcones 5 y 6, folletos e invitaciones a ceremonias religiosas. También incluye documentos sobre ataques a la Diócesis, sobre sacerdotes, mujeres evangelizadoras y recortes de periódicos. El fondo no cuenta todavía con un inventario.

Fondo Recetarios de Cocina (RC)

Este pequeño fondo de 13 carpetas resguarda una colección de recetas de comidas tomadas de revista y de un libro de finales del siglo XX, que Angélica Inda guardaba junto con los demás documentos del Fondo Diocesano. El fondo no cuenta todavía con un inventario.

Fondo Artículos (Ar)

Este pequeño fondo resguarda artículos académicos diversos. En ocasiones, se trata de fotocopias de dichos artículos. No existe todavía un inventario de este fondo.

Fondo EZLN-CND (EZ)

Este fondo de 172 carpetas contiene comunicados del Comité Clandestino Revolucionario Indígena-Comandancia General (CCRI-CG), recortes de periódicos y documentos de la Convención Nacional Democrática realizada en el estado de Chiapas a mediados de 1994. Entre los documentos que aquí se encuentran están los oficios a través de los cuales las organizaciones informaban quienes serían los delegados que asistirían a la Convención. También se hallan copias de las credenciales de los delegados, algunas ponencias y grabaciones en casetes de las participaciones de los asistentes a las asambleas plenarias de la Convención. Este fondo fue probablemente constituido por Andrés Aubry y fue abierto a la consulta del público el año de 2012. El fondo no cuenta todavía con un inventario.

Fondo Procesos Electorales (PE)

Este fondo de 195 carpetas contiene algunas actas de escrutinio y cómputo de casillas de la elección de gobernador del estado del año de 1994. También incluye las denuncias por supuestas irregularidades cometidas en las elecciones federal y estatal que recibió Alianza Cívica, organismo no gubernamental que lucha por una mayor transparencia en los procesos electorales, entre otros fines. Es probable que esta documentación haya llegado al AHDSC a finales de 1994 o principios de 1995, como una donación de Alianza Cívica. Este fondo se encuentra abierto a la consulta de los usuarios a partir del año de 2012, aunque no cuenta todavía con un inventario.

Fondo Historia del Archivo (HA)

Los documentos que conforman este fondo de 128 carpetas se encontraban en un archivero de metal en la sala en donde se encuentra la biblioteca del Colegio Seminario. Una parte de estos documentos se refiere a la administración del Archivo, como son la correspondencia con la Sociedad Mexicana de Genealogía y Heráldica, que microfilmó gran parte de los fondos diocesano y parroquial del Archivo; el registro oficial del Archivo; y los comprobantes de las fumigaciones que se hacían periódicamente. Junto con estos documentos se encontraron también fotografías de monseñor Samuel Ruiz García, documentos relativos a la CONAI y al Patronato Cultural de San Cristóbal de Las Casas. Finalmente se encuentran copias en acetatos de documentos del Archivo, material de la exposición jubilar de 2004 y manuscritos diversos de Andrés Aubry. El fondo no cuenta todavía con un inventario.

Fondos Boletines y Revistas, y Folletos

Estos dos importantes fondos resguardan un total de 3,839 ejemplares de 1,533 impresos diferentes (algunos en varios ejemplares) que fueron llegando a la Diócesis entre los siglos XIX y primera mitad XX (aunque contiene también unos pocos del siglo XVIII y de la segunda mitad del XX). Dentro de estos fondos, se pueden encontrar cartas pastorales de los obispos de la república mexicana, boletines eclesiásticos de la Diócesis de Chiapas y de otros obispados, edictos diocesanos, instrucciones pastorales, ordos, revistas dogmáticas, apologéticas históricas, tratados de los deberes del hombre, gacetas eclesiásticas, revistas sobre los exámenes en el colegio de niñas de la ciudad de San Cristóbal, anales de la propagación de la fe, discursos del colegio seminario de Chiapas, propaganda católica social, entre otros. Se trata, pues, de dos fondos de gran utilidad para los estudiosos de la historia de la Iglesia católica en México. Estos fondos cuentan con un inventario, elaborado por el prestador de servicio social Ángel de Jesús López Urbina, estudiante de historia de la UNACH.

Fondo de la Comisión Nacional de Intermediación (CONAI)

Este fondo de casi 9 metros lineales contiene aproximadamente 9,000 transcripciones de documentos que fueron entregados a la CONAI o generados por ésta entre 1994 y 1998, años en los que la CONAI fue la instancia oficial de intermediación entre el Gobierno Federal y el ejército Zapatista de Liberación Nacional. Es posible que la documentación de este fondo haya sido entregada al AHDSC a principios de 1999. No se trata de los documentos originales, sino de la transcripción de éstos, transcripción que se llevó a cabo con el fin de facilitar su consulta por todos los interesados.

SERAPAZ (Servicios de Asesoría para la Paz, AC.) fue el organismo que clasificó y transcribió los documentos, que Miguel Álvarez Gándara y el padre Gonzalo Ituarte, en su calidad de secretarios ejecutivos de la CONAI, habían reunido. Se hicieron diez copias de toda esta documentación, que se entregaron a la Comisión de Concordia y Pacificación (COCOPA), a la Comisión de Seguimiento y Verificación (COSEVER), al AHDSC y otras dependencias más. Cuatro años más tarde se publicó un CD que contiene dichas transcripciones, el cual se puede adquirir en el mismo AHDSC. Desgraciadamente, el programa del CD no puede correrse en las nuevas computadoras.

Los microfilmes

En 1969, la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días —familiarmente conocida como la Iglesia de los mormones—, asociada con la Academia Mexicana de Genealogía y Heráldica, microfilmó una parte sustancial del Archivo. Estos microfilmes cubren la mayoría de los documentos que hoy constituyen los Fondos Diocesano y Parroquial, en el orden que tenían antes de que Angélica Inda y Andrés Aubry lo alteraran radicalmente. Durante nuestro proyecto, Petra Reyna Sánchez López elaboró un inventario de estos microfilmes.

¿Cómo citar los expedientes?

Al igual que se hizo con los expedientes del Fondo Diocesano, en la medida de lo posible se procuró mantener los documentos de los demás fondos en el mismo orden que guardan en el año de 2012 (cuando se abrieron a la consulta de los usuarios del Archivo), aunque muchas veces se encontraban revueltos en cajas de cartón. Los expedientes se guardaron en carpetas numeradas y dentro de cada carpeta se numeraron los expedientes, siguiendo el mismo principio que se había utilizado en el Fondo Diocesano. La única diferencia consistió en la cifra que se anota en la parte superior derecha de la primera página de cada expediente (número de carpeta y número de expediente) va precedida de una sigla (de dos o tres letras) que indica el fondo al que pertenece el expediente. Así, por ejemplo, la anotación CS 8.3 significa que el documento forma parte del Fondo Curia Sagrario y que es el expediente número 3 de la carpeta 8. Aunque varios de los fondos del AHDSC están subdivididos en secciones, dado que la numeración de las carpetas es continua al interior de cada fondo, la mención de la sección en la que se encuentra el documento no es necesaria para su rápida ubicación.

De acuerdo a estos principios, la forma de citar los documentos que recomendamos es la siguiente: AHDSC, Fondo ..., carpeta …, exp. ….

Sólo el Fondo Parroquial, que incluye los libros parroquiales, sigue una lógica distinta, dado que éste fue ordenado e inventariado por la fundación Apoyo al Desarrollo de Archivos y Bibliotecas de México (ADABI) en el año de 2008.

Por sus características propias (libros encuadernados o expedientes sueltos), las formas recomendadas de citar algún documento de este fondo son las siguientes:

1) Si se trata de un documento encuadernado: AHDSC, Fondo Parroquial, Caja …, Libro …, ff. ...

2) Si se trata de un expediente suelto: AHDSC, Fondo Parroquial, Caja …, Carpeta …, exp. …

Todos los derechos reservados
© 2020 El Colegio de México